Los más vendidos

DIFERENCIAS ENTRE UN MOTOR DE 2 TIEMPOS Y UNO DE 4 TIEMPOS

Los motores han evolucionado enormemente en los últimos años, reduciendo de manera drástica la contaminación acústica y las emisiones producidas por los gases de escape, así como el consumo de combustible. También han aumentando la seguridad. Las regulaciones medio ambientales son cada día más estrictas y los niveles de emisiones se han de reducir cada vez más atendiendo a las exigencias de las normativas vigentes y venideras.

Los fabricantes logran alcanzar esos niveles inferiores de contaminación por dos vías: ampliando la gama de 4 tiempos (que son siempre motores más efectivos y limpios) y perfeccionado los modelos ya existentes, así como mejorando las mecánicas de los motores de 2 tiempos.

La principal diferencia entre los motores de 2 y 4 tiempos es que los de 2T realizan 1 ciclo termodinámico de combustión cada 2 recorridos del pistón (admisión-compresión y combustión-escape), mientras los de 4T completan 1 ciclo cada 4 recorridos del pistón (admisión, compresión, combustión y escape), lo que significa que a misma cilindrada se genera más potencia (entre un 30% y 50%), pero también un mayor consumo de combustible.

Este funcionamiento permite a los motores de 4T no mezclar las fases de admisión y escape. Además, los motores de 4T separan completamente el sistema de lubricación y utilizan un sistema de válvulas para controlar los flujos de admisión y escape. El hecho de separar el sistema de lubricación permite que el motor funcione con gasolina pura, es decir, sin mezcla de aceite. Gracias a ello, se reduce drásticamente la cantidad de aceite quemado en la cámara de combustión, eliminando esos gases azulados característicos en las combustiones con aceite de los motores de 2T, a la vez que se logra evitar las bujías perladas o comunicadas que impiden el arranque en frío del motor.

Por otra parte, gracias a la gestión por válvulas, en los motores de 4 tiempos se puede controlar con más precisión la cantidad de gasolina que entra en la cámara de combustión. Con ello se evitan los excesos de gasolina sin quemar y se reduce al mínimo la contaminación, a la vez que se mantienen bajos los niveles de consumo. Debido a toda esta complejidad, el diseño de un motor de este tipo es siempre más laborioso y, por tanto, también supone un mayor coste.

En resumen, los motores de 4 tiempos suelen ser más grandes y pesados, pero como contrapartida, consumen menos combustible, contaminan menos y son más silenciosos. Honda solo fabrica motores de 4 tiempos que funcionan con gasolina sin plomo, sin mezcla de aceite y gasolina. De este modo, el usuario se olvida de la preparación de la mezcla y se despreocupa de los humos y olores desagradables típicos de los motores de 2 tiempos.