Los más vendidos

Con la primavera llegan las temperaturas suaves y podemos empezar a llenar nuestro huerto de verduras. La primavera, a su vez, es una de las estaciones del año en las cuales podemos gozar de manera más intensa de nuestra labor como agricultor.

Huerto primavera

Tradicionalmente, el mes de marzo es el comienzo de siembra de muchas hortalizas. En las regiones de clima templado se pueden empezar a hacer los planteles de las especies veraniegas (tomate, berengera, pepino, calabacín y pimiento). Por otro lado, en las zonas de interior hay que tener cuidado ya que algunas heladas tardías pueden dañar las siembras y los trasplantes, así que es mejor esperar a finales de abril.

A medida que la primavera avanza, las temperaturas son cada vez más elevadas y los días más largos, así que las plantas disponen de mucha más luz para crecer. Debemos vigilar intensamente el riego, las plagas y las malas hierbas.

Junio es un mes de muchas cosechas: lechugas, rábanos, rúcola, acelgas, apio y cebolla, entre otras, y es cuando podemos empezar a obtener los primeros frutos de hortalizas de verano, como tomate, pepino o calabacín.

¿Dónde ubicar tu huerto?

  • Selecciona el lugar más soleado de tu jardín, pero cerca de una fuente de agua.
  • La exposición matinal al sol completo es la más beneficiosa.
  • Si hay una parte del huerto que le dé la sombra, será el lugar idóneo para la cosechas de hoja.
  • Evita las zonas poco húmedas.
  • Traza la disposición de tu huerto: Para minimizar las sombras, planta las verduras de crecimiento lento junto a un lado del jardín, las de altura media, en la zona media, y las altas, en el otro lado del huerto.

Algunos consejos

1. Cultiva las verduras que te guste comer y asegúrate de obtener las semillas más adecuadas para sembrar en tu zona.

2. No emplees semillas que hayan sido tratadas o sumergidas en solución química. Busca las variedades que hayan sido desarrolladas para resisitir las enfermedades.

3. Utiliza las semillas más frescas.

4. Pon en remojo, durante veinticuatro horas, las semillas que vayas a sembrar . Su germinación será más rápida.

5. No siembres las semillas demasiado juntas y asegúrate de hacerlo a una profundidad de cuatro veces su diámetro, aproximadamente. Controla también su nivel de humedad, que debe ser elevado hasta que aparezcan los plantones.

6. Para obtener una buena cosecha es imprescindible saber en qué meses del año está recomendado sembrar y cuando es aconsejable cosechar.

Primavera

Al placer de cultivar nuestro huerto y producir nuestras hortalizas podemos añadir el de obtener nuestras semillas, lo que también nos proporcionará libertad y autonomía.?