Los más vendidos

La mayoría de nuestras motoazadas pueden transformarse en motocultores añadiéndoles una fresa trasera.

Las primeras son mucho más versátiles, ya que se les puede acoplar un gran número de accesorios, en función de la tarea a la que se quieran destinar. Por otro lado, el motocultor permite un arado más cómodo gracias a la estabilidad que le proporciona la fresa trasera.