Los más vendidos

Para determinar qué tipo de generador necesitas, es importante identificar primero la categoría "carga" que requiere la aplicación.?

Generador

Cargas resistivas

Las cargas resistivas son las cargas más simples que pueden conectarse a un generador. Tienen un consumo de potencia estable  (la potencia extra para la puesta en marcha  no es necesaria).

El rendimiento de las aplicaciones no depende tampoco de la calidad de la electricidad producida, es decir, de la  forma de la onda o estabilidad de frecuencia.

Ejemplos de cargas resistivas: La bombilla,  la tostadora,  el calentador eléctrico.

Cargas reactivas

Cargas reactivas contienen un motor eléctrico. El rendimiento es altamente dependiente de la calidad de la corriente entrante, es decir, de la forma de onda de voltaje y estabilidad de frecuencia. Si la electricidad recibida es de calidad pobre,  genera vibración y por lo tanto, el rendimiento del motor eléctrico baja y no puede lograr la máxima velocidad o el par, lo que conlleva un sobrecalentamiento que acaba acortando la vida del motor.

 Además, cargas reactivas requieren alimentación extra para la puesta en marcha y mucha menos energía durante el funcionamiento normal.

 Ejemplos de cargas reactivas: aparatos eléctricos, frigorífico, aire acondicionado.

Cargas electrónicas

Normalmente los aparatos más sofisticados, con componentes electrónicos muy sensibles, requieren una calidad de corriente perfecta y estable para poder trabajar correctamente.

Ejemplos de cargas electrónicas: ordenadores, televisión, equipos de música.??